Tags

Related Posts

Share This

Lobo: La historia real del hombre que se infiltró en la cúpula de ETA

Sra. Neus García Viñals – Sr. Javier López Guerra – Sra.  Laura Marcos Crucera

Alumnos de 1º de Periodismo del CESAG.

Resumen:

Lobo es la historia de un vasco, que sin esperárselo, se encuentra infiltrado de repente en la cúpula de ETA durante los años más sangrientos de la banda armada, siendo enlace con las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado en el desmantelamiento de algunas de las acciones y comandos operativos en España antes de la muerte de Franco.

La película refleja de forma bastante fiel la sociedad española en los últimos momentos de la dictadura franquista, la inestabilidad política que el régimen sufre durante los estertores de su dictador, las dificultades que el ansia de poder desde el ámbito militar transmite al desarrollo normal de las actividades antiterroristas, y el uso sin escrúpulos que desde ciertas esferas de poder se realiza de los peones, ya sean en el lado terrorista, ya sea en el lado estatal.

Desde la muerte de Carrero Blanco hasta la llegada al trono del rey Juan Carlos I, la película desarrollará estos dos años inciertos que la España actual vivió con aparente tranquilidad, aunque el pulso interior pronosticaba un infarto fulminante.

Palabras clave: Transición, política, ETA, terrorismo, lobo.

Abstract:

Lobo is the story of a Basque, without expecting it, suddenly is infiltrated at the top of ETA during the bloodiest years of the armed band, with links to the forces and state security forces to dismantle some of the actions and operational commands in Spain before Franco’s death.

The film reflects fairly accurately the Spanish society in the last moments of the Franco dictatorship, political instability that the system undergoes during the throes of its dictator, the difficulties that the lust for power from the military sent to the normal development of terrorist activities, and use unscrupulous power from certain areas of the pawns is done, whether on the side of terrorism, whether in the state side.

Since the death of Carrero Blanco until reaching the throne of King Juan Carlos I, the film will develop these two years uncertain today’s Spain lived with apparent calm, but inside the pulse predicted a massive heart attack.

Keywords: Transition, politics, ETA, terrorism, wolf.

1. Ficha Técnica y Sinopsis

Dirección: Miguel Curtois.

País: España.

Año: 2004.

Duración: 122 minutos.

Intérpretes: Eduardo Noriega (Chema, El Lobo), José Coronado (Ricardo), Mélanie Doutey (Amaia), Silvia Abascal (Begoña), Jorge Sanz (Asier), Santiago Ramos (Pancho), Manuel Zarzo (Matías),  Patrick Bruel (Nelson), Aitor Mazo (Arrieta),  Fernando Cayo (Chino), Javier Tolosa (Père Zunzunegui), Juan Fernández (Comandante Palacios).

Genero: Thriller.

Guion: Antonio Oneti.

Producción ejecutiva: Melchor Miralles y Julio Fernández.

Música: Francesc Gener.

Fotografía: Néstor Calvo.

Montaje: Guillermo S. Maldonado.

Diseño de producción: Pedro Moreno.

Dirección artística: Luis Valles “Koldo”.

Vestuario: Pedro Moreno i Victoria Velázquez.

Productora: Castelao producciones S.A.

Presupuesto: 5.000.000 euros.

Rodada en: Francés y español.

Estreno en España: 5 de Noviembre 2004.

Casting: Américo Piñeiro, Antonio Onetti.

Departamento artístico: Alberto Risco, Beatriz González, Blas Díaz, Francisco Díaz, Francisco Sánchez, Juan Antonio Ramos, Leandro Muslera, Leo Báez, Manuel Casla, Miguel Ángel Gómez, Pablo Naveda, Purificación Adorna.

Sonido: Iván Marín, Jaime Climent, Jaime Fernández, James Muñoz, Manuel Carrión, Manuel Cora, Miguel Suárez, Ricardo Viñas, Tomás Erice.

Vestuario: Ana Bernal, Ariadna Papiò, Dolores Plaza Pedro Moreno, Victoria Velázquez

Localización del rodaje: Madrid, Francia y País Vasco.

Formato del negativo de la película (mm/pulgadas de video): 35 mm.

Proceso cinematográfico: Super 35.

Formato de Cinta Impreso: 35 mm.

Relación de Aspecto: 2,35 : 1

Compañías Productoras: Castelao Producciones, Mundo Ficción.

Distribuidoras: Artédis (2006) (Francia) (teatral), CDI Films (2005) (Argentina) (teatral), Filmax (2004) (España) (teatral), A-Film Home Entertainment (2009) (Países Bajos) (DVD), DistriMax Divisa Home Video (2011) (España) (DVD), Dogwoof Pictures (2005) (Reino Unido) (todos los medios de comunicación), Filmax Home Video (2005) (España) (DVD), Transeuropa Video Entertainment (TVE) (2006) (Argentina) (DVD), Transeuropa Video Entertainment (TVE) (2006) (Argentina) (VHS), Yleisradio (YLE) (2008) (Finlandia) (TV), e-m-s the DVD-Company (2006) (Alemania) (DVD).

Otras Compañías: Cornejo – vestuario, EPC – camera equipment, Filmigranas  – sound editing studio, Fotofilm – Madrid  film lab.Certámenes y Premios: Festival de cine de Barcelona (2005) à Nominados: Mejor actor: Eduardo Noriega; Mejor película; Mejor música: Francesc Gener. Fotogramas de Plata (2005) àNominados: Mejor Actor de Cine: Eduardo Noriega. Premios Goya (2005): Ganadores à Mejor Montaje: Guillermo S. Maldonado; Mejores Efectos Especiales:    Reyes Abades, Jesús Pascual, Ramón Lorenzo. Nominados à Mejor Actor Principal: Eduardo Noriega; Mejor Dirección de Producción: Miguel Torrente, Cristina Zumárraga; Mejor Actriz de Reparto: Silvia Abascal. Unión de Actores Españoles (2005) à Nominados: Mejor actor de reparto: Santiago Ramos; Mejor actriz de reparto:  Silvia Abascal. Premios Violeta de oro (Toulosse) (2005) à Nominados: Mejor director: Miguel Courtois.

«El Lobo» es un largometraje inspirado en la historia de Mikel Lejarza (Eduardo Noriega), alias Lobo, el agente de los servicios secretos españoles que consiguió infiltrarse en ETA entre 1973 y 1975 y provocó la caída de una cuarta parte de la militancia etarra de la época, unos ciento cincuenta activistas y colaboradores, incluyendo a los miembros más destacados de sus comandos especiales y a la cúpula dirigente del momento. La infiltración de Lejarza, conocida como ‘Operación Lobo’, supuso un mazazo a la organización en un momento en el que sus acciones se estaban convirtiendo en la excusa perfecta para que los sectores más involucionistas del régimen de Franco se decidieran a tomar el poder y bloquear el futuro democrático que ansiaban los españoles. La aventura del Lobo consiguió frustrar el primer plan de fuga masiva de presos etarras de la cárcel de Segovia y una sangrienta campaña de atentados indiscriminados, con los que ETA pretendía demostrar su fuerza en la agónica coyuntura del régimen y provocar al Ejército para asegurar su supervivencia a través de su estrategia Acción-Represión-Acción. La operación constituyó el mayor éxito policial contra ETA hasta la fecha. Como consecuencia de su trabajo como infiltrado, la organización condenó a muerte a Lejarza, empapeló el País Vasco de carteles con su fotografía bajo la leyenda «Se busca», el Lobo se vio obligado a cambiar de identidad y de rostro, y a desaparecer sin dejar rastro. La historia del Lobo es la de un hombre utilizado y destrozado por los servicios secretos de la dictadura que intentaron eliminarle en mitad de la operación y que tuvo el coraje de salvarse por sus propios medios y continuar con su misión. Su huella fue tan profunda que en la actualidad los comandos que parten hacia España para realizar atentados aún reciben una bala de reserva para matar al Lobo.

 

2. Argumento detallado.

La película se inicia con una serie de titulares de prensa donde se reflejan las diferentes acciones antiterroristas que las fuerzas de seguridad del estado van realizando a lo largo del año 1975. La cámara se traslada a un momento en el que la intervención policial pone en peligro al Lobo. Este aparece corriendo por las calles del Viso de Madrid, huyendo del cerco policial y buscando un lugar donde esconderse. Se refugia en una casa donde viven dos personas mayores solas, en la calle Guadalquivir, que por casualidad resultará ser el Director General de Hacienda y su mujer. En ella aparece por primera vez la famosa frase: “Soy lobo, hay alguien ahí”?

La historia retrocede al año 1973 en el que el Lobo se convierte en el anfitrión de un comando terrorista que viene a matar a un taxista del pueblo donde vive Chema. Está compuesto por el Chino y por Mediometro. Chema intenta prevenirle con la colocación de una nota en el parabrisas del vehículo, pero no es advertida a tiempo y el taxista es asesinado con un tiro en la nuca.

La escena se traslada a una taberna vasca donde Chema recrimina a su primo que los terroristas hayan matado al taxista. Este le explica que el taxista ha sido asesinado por facilitar a la policía la matrícula de un coche robado por un grupo de jóvenes al servicio de la organización. En medio de la conversación entra la policía armada en el bar y se lleva detenidos a todos los parroquianos que se encontraban en aquel momento en el establecimiento. En la comisaría Chema conocerá a Pancho, inspector de policía que se interroga por la decisión de Chema de avisar al taxista. Se acuerda que el puede hacer desaparecer su expediente de la investigación a cambio de su colaboración. Tiene que entregar la maleta que tiene en su casa en una iglesia de un pueblo de los alrededores al Padre Zunzunegui, y luego informar. El encuentro se produce e informa posteriormente a Pancho, que ya se encuentra con el comisario Ricardo. Este le entrega los papeles que la policía tiene en su poder.

Ricardo quiere atraerse a Chema a su servicio. Para ello presiona a los clientes de Chema para que abandonen los proyectos que tienen con él y no le quede más remedio a Chema de volver a acudir a él a por dinero. La situación se produce y Ricardo le pide que se infiltre en ETA y contará con toda la protección por su parte si ocurre algo. Además le paga lo suficiente para que pueda hacer frente a sus deudas.

La historia se traslada a un pueblo al sur de Francia. Chema ha acudido a una boda, en la que conoce a una chica, Amaia, nacionalista vasca y componente del entramado de ETA. Defiende que los vascos son una raza aparte y que España quiere exterminarlos. Los dos acaban en la cama. Al día siguiente, Chema se despierta y se encuentra con Amaia que sale rápidamente, ya que tiene un encargo por parte de la organización: Pasar la frontera con varios rifles camuflados en su coche. Este no arranca y Chema se ofrece a hacer el servicio en su furgoneta. En la frontera se produce un ligero encontronazo con la policía aduanera debido a que Chema llevaba en el salpicadero dos o tres revistas pornográficas. La policía revisa la furgoneta, pero no descubre nada y continúan con su camino.

La integración dentro del entramado de ETA por parte de Chema parece que va surtiendo efecto. Cuando «Lobo» llega a su casa ve en la televisión que han matado a Carrero Blanco.

Los servicios secretos ponen una trampa a ETA. Chema ha informado previamente de la comisión de un secuestro y la policía está esperando a su ejecución.  Dos miembros son heridos. Chema – «El Lobo» pide un médico y vía libre para ir a Francia o si no deja la operación. Una vez están en Francia ETA hace una reunión en donde se distribuyen la gente.

Asier, uno de los dirigentes de ETA, habla con miembros de la organización, estos le dicen que la única política que se respeta es la de las armas. Asier no comparte esta visión y se acuerda pedir opinión a la base de la organización para ver que camino seguir. Pero es asesinado por uno de sus compañeros. La desaparición de la discrepancia hace que solo quede como cabeza la visión y opinión de Nelson, que aboga por la lucha continuada armada.

Con la colaboración de Chema, la policía tiene un seguimiento de las reuniones que va teniendo la cúpula etarra en el sur de Francia. Los servicios secretos quieren poner una bomba en el lugar donde ETA se reúne. Pancho previene a Chema del día y de la hora en la que se producirá el golpe, que busque una excusa para ausentarse. Coincide que ese día se celebra una reunión de los miembros de ETA para distribuirse por comandos de cara a entrar en España y empezar la campaña de atentados. Chema no consigue salir a tiempo de la casa, pero salva la vida al desviarse de la posición donde se ha colocado la bomba por parte de la policía española.

Los miembros de ETA deciden ir a España a pisos francos, unos se van a Barcelona y otros a Madrid. Los pisos los consigue Chema gracias a Pancho. La justificación es el conocimiento de un arquitecto por parte de Chema que le facilita los pisos como favor.

Durante la llegada de los miembros de los comandos a Madrid y Barcelona, el Chino le comenta a Chema que quieren liberar presos de la organización en Segovia. Mientras en Barcelona, Arrieta, líder de ETA, es capturado durante la comisión de un atraco a una sucursal bancaria. Nelson avisa a la policía y es una forma de librarse del número uno de la organización. Además pone a prueba a Amaia. La intención es matar a dos policías con un coche bomba. Pero Nelson simula el bloqueo del dispositivo remoto y le pide a Amaia que ella ejecute a los dos policías. Una vez que Amaia mata a los dos policías, Nelson hace explotar el vehículo.

El que Barcelona se lleve flores por la captura del número uno de ETA, disgusta sobremanera a la cúpula del ejército en Madrid. El comisario Ricardo es relevado de la dirección de la operación y es el comandante Palacios quien asume el mando y acelera la detención de los miembros de los comandos terroristas.

La operación consigue abatir a bastantes etarras, incluso hace salir corriendo a Chema para evitar ser matado. La escena enlaza con la primera de la película.

Chema es rescatado por Pancho que le facilita la huida a Francia. Chema pide a Pancho que diga ya públicamente que él está trabajando para los servicios secretos. Pero Pancho no puede garantizarle ese anuncio.

Mientras la cúpula desconfía de que Chema sea el único en salir indemne de la redada, pero las explicaciones ofrecidas por Chema y el apoyo de Amaia parece satisfacer a la cúpula etarra. Por orden de Nelson, Chema y Amaia van hacia Madrid, allí Amaia le confiesa a Chema que fue Nelson quien avisó a la policía en Barcelona y que no es de fiar.

Chema tiene que acudir a San Sebastián a recoger a Nelson para entrarle en Madrid. Recibe una nueva identidad con el nombre de Luis Ángel Liego Ibáñez por parte de Pancho. Como Chema ha huido, Ricardo y el comandante Palacios cogen a Pancho interrogándole sobre Chema. Pancho es ahogado dentro de la bañera por el comandante Palacios.

«Lobo» va a coger un tren pero ve que hay mucha policía y coge un taxi. Evita así ser capturado por la policía junto a Nelson que acaba de llegar a España. Se dirigen todos a Madrid.

Chema acude a la comisaría de policía donde se encuentra el comisario Ricardo. Explica y entrega los nombres y las direcciones de los pisos francos. Está convencido que la continuidad de las acciones que se van a empezar pueden acabar con ETA, que si no acabarán con el País Vasco y con la democracia. Pero su discurso cae en saco roto. Para Ricardo sólo es necesario el capturar a la cúpula dirigente de ETA, de forma que le proporcione prestigio. Incluso justifica la necesidad de ETA como un requisito para conservar su trabajo.

Con esta información Ricardo captura primero a Nelson y finalmente a todos los miembros de la operación.

Después de todo el operativo, Chema se realizará una operación de estética. Protegido con una nueva identidad reinicia una nueva vida. ETA no puede olvidar esta traición y publica una serie de carteles con su foto pidiendo la colaboración del pueblo vasco para localizarlo y matarle. La banda terrorista queda tan humillada, que a todos sus miembros, cuando les reparte trabajos, les entrega una bala más que tienen que reservar para el caso de que encuentren a Lobo.

En la película vemos como el 20 de noviembre de 1975 Franco muere y Juan Carlos declara la amnistía para los detenidos de ETA y los prisioneros políticos.

 

3. Contexto histórico de la película.

El contexto histórico en el que se desarrolla la película data entre los años 1973 y 1975. Estos años son primordiales para la comprensión de lo que será la política posterior española: la Transición y la democracia. Son los dos últimos años de la dictadura Franquista ya que Franco muere el 20 de noviembre de 1975, hecho con el que termina la película y que marca el inicio de la transición democrática en España.

Estos dos años previos a la muerte de Franco los movimientos a favor de la democracia empiezan a ser muy visibles dentro de España a pesar de la prohibición de asambleas, manifestaciones, reuniones y todo aquello que se consideraba que atentaba contra las ideas del Régimen.

En estos dos años son los últimos del Franquismo en los que ya había un movimiento de lucha importante a favor de la democracia en España. El escenario principal de la película es el País Vasco, donde ETA era entendida como un movimiento contrario al franquismo y a favor de la independencia de Euskadi.

ETA, siglas de Euskadi Ta Askatasuna (País Vasco y Libertad), fue fundada en 1958 a partir de miembros expulsados de las juventudes del partido Nacionalista Vasco y desde sus inicios la forma de visibilidad antifranquista fue mediante la lucha armada y atentados dirigidos a todo aquello favorable o perteneciente al régimen. Principalmente políticos y los llamados cuerpos de seguridad del estado: guardia civil, policía, etc. Su primer atentado fue el asesinato de José Pardines Arcay, agente de la Guardia Civil, en 1968. Cada atentado que se producía tenía como respuesta una gran represión y violencia por parte de los cuerpos de seguridad del estado contra toda la población civil del País Vasco que fuera sospechosa de simpatizar con el movimiento etarra. Ejemplo de esto es la escena de la película en la que tiene lugar el registro en un bar, tanto de las personas que se encuentran allí como del establecimiento, después de un atentado. Esta represión hacia la población genera una corriente de apoyo por gran parte de ésta hacia ETA, que incluye movimientos católicos progresistas o grupos independentistas catalanes como el Front d’Alliberament Català.

En el año 1973 tiene lugar el atentado de ETA a Carrero Blanco, presidente del gobierno y mano derecha del Caudillo. Según el comunicado posterior de ETA, el principal objetivo de este atentado, denominado por la organización terrorista como «Operación Ogro», era que con la desaparición de una de las figuras claves del franquismo se originara un mayor debate y división entre los grupos más «aperturistas» y los «puristas» dentro del régimen franquista ya que Carrero Blanco representaba el denominado «franquismo puro», en una época caracterizada por la incertidumbre ante las consecuencias que podía traer la muerte de Franco.

En 1974 se produce una escisión dentro de ETA y surge una segunda línea de pensamiento llamada ETA político-militar que a diferencia de la anterior, apuesta por la vía política y la democracia para lograr sus objetivos independentistas, lo que genera una lucha por el poder en la cúpula de la organización, hecho que queda muy bien reflejado en la película con el asesinato del líder del movimiento político-militar.

El gran apoyo que ETA recibía por parte de la mayor parte de la población dificultaba a la policía la detención y el conocimiento certero de quien pertenecía a la organización, por lo que la infiltración de Mikel Lejarza (Txema en la película), apodado «el lobo», fue un gran éxito para los llamados cuerpos de seguridad del estado ya que facilitó el conocer el funcionamiento de ETA y los miembros pertenecientes desde el interior de la misma, culminando con la detención de cerca de 150 activistas, incluida la cúpula de la organización en el año 1975. Uno de los detenidos, Juan Paredes Manot (alias Txiki) fue fusilado unos meses después, en las que fueron las últimas ejecuciones del franquismo.

 

4. Making off. Cómo se hizo.

En 2004, año en el que se estrenó el film, contaba el productor ejecutivo, Melchor Miralles, que cuando hacía casi veinte años conoció a «Lobo» y escuchó de su boca el relato de su vida quedó cautivado por una aventura vital apasionante que le hizo comentar: «Habría que hacer una película, esta historia de Mikel Lejarza merece un thriller». Miralles ejercía por aquel entonces como periodista. Cuando comenzó su actividad como productor el primer reto que estableció consigo mismo fue no parar hasta hacer la película de Lobo. Siete años más tarde (en 2004) y gracias a sus compañeros en Mundo Ficción, a los socios de Castelao Productions y de Estudios Picasso y a la apuesta de Tele 5 y Canal +, su sueño se hizo realidad.

La película fue dirigida por el realizador franco español Miquel Courtois.  Él y Melchor Miralles habían conversado antes con algunos directores españoles que les expresaron su temor a abordar una historia que entrara de lleno en el mundo del terrorismo. Otros plantearon que estarían dispuestos a hacer una película que no era la que ellos querían rodar a partir del magnífico guión escrito por Antonio Onetti.

No era el de «Lobo» un proyecto fácil. Dos años de trabajo de Antonio Onetti con el equipo de Mundo Ficción les permitieron disponer de un guión que recogía fielmente el espíritu del proyecto: contar una historia basada en hechos reales con una concepción del cine como espectáculo audiovisual. Pretendían una narración fiel a lo ocurrido, pero que dispusiera de los elementos de ficción necesarios, imprescindibles para que el espectador pueda divertirse viendo un thriller político con acción y contenido, podría decirse que con una concepción de la narración cinematográfica más americana que española.

Miguel Courtois, con experiencia en cine de todos los géneros, pero muy especialmente dotado para la acción, fue su gran descubrimiento. En él se aunaba la experiencia en el tipo de rodaje que querían hacer, el conocimiento de los hechos y de la historia de la España de los años setenta como consecuencia de su ascendencia española por parte de su madre, que le llevó a criarse en el País Vasco, y la distancia suficiente con la realidad actual de nuestro país que le permitiera rodar sin condicionantes, sin sentirse presionado, sin miedo en definitiva a lo que nadie pudiera hacer o decir de su trabajo.

Con un reparto de lujo, Eduardo Noriega, José Coronado, Mélanie Doutey, Santiago Ramos, Jorge Sanz, Silvia Abascal, Patrick Bruel y unos secundarios fuera de serie; un equipo técnico y artístico de lujo, el productor la considera la mejor película jamás rodada en España basada en unos hechos reales relacionados con el terrorismo etarra.

Cree que con un presupuesto ajustado lograron producir un film que les permitió a todos estar muy orgullosos. Dice que han contado una historia apasionante que merecía llegar a las pantallas de todo el mundo con un espíritu de rigor histórico que no les impidió pensar en los espectadores y rodar acción, intriga, tensión, en definitiva, la historia de un hombre que se infiltró en una organización terrorista, llegó hasta su cúpula, provocó la detención de más de 150 terroristas, salvó la vida varias veces y finalmente fue abandonado por los servicios secretos para los que había hecho un trabajo impagable. Lobo y su peripecia vital, en la que se mezclan todos los sentimientos, las pasiones, las experiencias, los éxitos y los fracasos que puede vivir un ser humano siempre al límite, se merecían esta película. No dudaban que los espectadores también y estaban convencidos de que no los defraudarían. No lo hicieron.

 

5. Críticas cinematográficas.

5.1. Buena idea mal contada – Teresa Barceló.

Eduardo Noriega se mete en la piel de Mikel Lejarza, alías Lobo, un pequeño contratista vasco que logró infiltrarse en la cúpula de ETA entre 1973 y 1975. Gracias a su colaboración con los servicios secretos españoles cayeron 150 terroristas, en el mayor golpe que ha sufrido la banda terrorista en toda su historia. Desde entonces Lejarza vive en la clandestinidad y los comandos repartidos por España aún guardan una bala de reserva para matar al Lobo.

El director vasco-francés Miguel Courtois se atreve con un hecho real, delicado y polémico, en su primera producción española. La idea partió del antes periodista de El Mundo Melchor Miralles, productor del filme, que en un reportaje de investigación en los años 80 conoció a Mikel Lejarza.

Junto a Noriega desfilan personajes como José Coronado, en el papel de jefe de los servicios secretos de la policía franquista, con una caracterización que poco tiene de secreta y que le confiere una fachada muy artificial. Mélanie Doutey (La flor del mal), es Amaia, una chica simple como el mecanismo de un chupete que utiliza el sexo para ir trepando en la organización. Silvia Abascal es la esposa de Lejarza, que sufre en silencio el abandono de su marido, con una interpretación modelo anuncio anti hemorroides.

Para un guión (del dramaturgo sevillano Onetti) cocinado durante siete años, el producto final ha resultado bastante soso. La relación entre el Lobo y su mujer queda suspendida de buenas a primeras y tampoco se explica el por qué del cambio de opinión de Ricardo (José Coronado) respecto a la desarticulación total de la banda terrorista, además de algunos interrogantes políticos que se plantean sobre la forma tan libre de actuar en una época donde la libertad brillaba por su ausencia.

El tema tenía interés pero la película, por sus escasos matices y el afán de entretener a toda costa, no logra acercarse a las motivaciones y los conflictos de unos personajes mal construidos, cosa que no ocurría en El viaje de Arián y Yoyes, anteriores películas españolas sobre asuntos similares. A Noriega le viene grande el personaje y al reparto le falta convicción, sí funcionan Patrick Bruel y Jorge Sanz como dirigentes etarras.

5.2. El lobo (2004) de Miguel Courtois – Equipo Alohacriticón.          

La defensa de la identidad de una tierra y la reivindicación de unas raíces y unas políticas que puedan de manera razonable y justa mejorar las condiciones vitales y ancestrales de los elementos humanos que componen tal espacio y lugar, resultan plausibles y en cierta manera, necesarias, para no desvincular a sus habitantes con sus esencias telúricas e intentar buscar un progreso en todas las circunstancias, materiales y personales, que le rodean.

 Lo peligroso es cuando esa reivindicación se aparta de pautas constructivas, integradoras con su contexto mediante métodos de progreso y no primitivos, viéndose inmersa en una vorágine marcada básicamente por la sinrazón y la destrucción, a corto, medio o largo plazo, la cual termina siendo interna y externa, devorando cualquier causa y deparando violencia e incertidumbre, consecuencias sin aspectos positivos para nadie.

“El Lobo”, film dirigido por Miguel Courtois y escrito por Antonio Onetti, somete esta vorágine criminal a una perspectiva en formato thriller al penetrar en el armazón principal de la organización terrorista ETA siguiendo a un infiltrado real de la policía, Mikel Lejarza, quien consiguió ingresar en el seno de la banda armada durante los años 1973 y 1975, logrando con su intervención la detención de importantes miembros del grupo.

Esta acción suscitó que el personaje principal, interpretado de manera muy correcta por Eduardo Noriega, tuviese que privarse de una existencia ordinaria para pasar a vivir de manera clandestina y anónima.

La deserción vital y la pérdida de la normalidad en su existir marcan la característica audaz del personaje del Lobo en una película que, abordando un tema esencial para el definitivo desarrollo democrático español, parece depender en demasía de claves estéticas y narrativas del thriller moderno estadounidense, divagando demasiado en el corazón del asunto, tratado de manera simplona al margen del exigible seguimiento genérico al carácter central, y de la búsqueda de un reflejo lógico y estrecho de un contexto sociopolítico muy definido, trasladado con una sordidez derivativa y un cúmulo de personajes no exentos de tópicos en su naturaleza como personajes.

Como thriller, rítmico pero aséptico, sin cánones propios en la conducción narrativa ni personalidad destacada en cualquier aspecto de su producción, “El Lobo” puede deparar cierto grado de entretenimiento, de pulp barato sin significación aparente, pero le falta osadía en el cimiento temático y mayor complejidad en el estudio psicológico del personaje pivote y en la propia organización terrorista.

 Vamos, que sin marcharnos a los Estados Unidos, le falta todavía a Courtois cierto savoir-faire para acercarse a un Jean-Pierre Melville o a un Constantin Costa-Gavras.

5.3. Tenemos de todo (y nos sobra alguna cosa) – Mariano Arias.

El cine español, al contrario del americano, muy pocas veces se ha atrevido a utilizar temas de actualidad política en sus películas. Quizá a las productoras les de miedo resultar políticamente incorrectas justo cuando su financiación depende de los políticos. O quizá hayan preferido no meterse porque piensan que al público no le interesa. En cualquier caso, El Lobo demuestra que nuestra historia contemporánea es un material de primer orden para hacer una película, tan o más impactante que una conspiración en la Casa Blanca. Es posible que su forma de abordar el tema, dejando a tanto etarras como a la policía franquista a la altura del betún, cabree a simpatizantes de ambos lados. Pero El Lobo es una película, y aunque se base en hechos reales y la haya producido una empresa de El Mundo, no hay que valorarla como documental, sino como entretenimiento y fuente de emociones.

El Lobo también prueba de que ya no se nos resisten las películas de acción. Los tiros han mejorado una barbaridad en las películas españolas, merito en esta ocasión de los Estudios Picasso, con experiencia contrastada en rodajes en exteriores con persecuciones y armas de fuego (Policias, Hospital Central).

El guionista Antonio Onetti tiene mano con este tipo de escenas. Dramaturgo y guionista de televisión, ha alcanzado notoriedad con la adaptación de historias basadas en hechos reales (La serie Padre Coraje y la película Mar cerrado, un proyecto sobre las mujeres pescadoras del Palmar). Onetti aborda los proyectos con un amplio trabajo de documentación, incluyendo en esta ocasión una entrevista con el auténtico Lobo. La película adopta su punto de vista, y toma sólo su partido, no el de etarras o secretas.

Onetti escribe algunas escenas memorables, además de plantear una inteligente estructura. Su mayor defecto es haber amontonado tantos personajes planos, con mucho hijo de mala madre al que se le ve venir a la legua, sin relieve ni margen para la sorpresa. Hubiera dado mucho más juego dejar tanto al peor de los etarras como de los policías algún recoveco de humanidad. La película hubiera ganado grandeza, y si no recuerden Dias Contados. Tan incapaces de tener sentimientos son estos pistoleros que el guión se olvida de mostrar la relación personal de Mikel Lejarza con ellos (al margen obviamente, del personaje de Amaia, a la que se acaba tirando), por lo que resulta poco creíble que se gane su confianza y se infiltre en la cúpula etarra.

El director Miguel Courtois sabe sacarle rendimiento a un texto muy dinámico, realizando un filme muy potente visualmente con pocos momentos para la calma. Con todo no logra quitarse de encima el ramalazo teleserie de los estudios Picasso: una etarra (Mélanie Doutey) para dedicarle el cartel entero de los más buscados (hay que ver como le sienta el biquini), policías pegando metrallazos contra las botellas del bar, el director de la policía secreta entrevistándose con su infiltrado en los lugares más inverosímiles…

A pesar de estos ribetes, la película se mueve y los actores imprimen su sello especial. El Lobo reúne a tres monstruos generacionales de la interpretación española: Santiago Ramos, José Coronado y Eduardo Noriega. Los tres encarnan a la perfección a sus personajes, elevando la dignidad de un producto que en sus momentos de rasante está a punto de confundirse con una teleserie.

5.4. Crítica de Javier Ocaña. El País.

 A excepción de Imanol Uribe, que ha tratado el tema de forma reiterada, la banda terrorista ETA no ha sido protagonista de demasiadas producciones españolas si se tiene en cuenta la decisiva importancia que lamentablemente ha atesorado en la vida política y social española de los últimos 40 años. Por eso resulta llamativo que sea un francés, aunque de origen español, el que se haya atrevido a dirigir una historia enteramente ambientada en el seno de la organización y que, con una mezcla de valentía y de imprudencia, lo haya hecho introduciéndose en el terreno del thriller de acción.

Mikel Lejarza, joven vasco que, entre 1973 y 1975, trabajó para la policía como infiltrado en ETA, es el protagonista de El Lobo. Miguel Courtois, como ya hiciese Uribe en La fuga de Segovia, narra en clave de cine de género y se aleja un tanto de la política para acercarse al puro entretenimiento. Sin embargo, mientras las idas y venidas físicas y mentales del personaje interpretado por Eduardo Noriega están bien conseguidas, el trazado del inspector de los servicios secretos se queda en una marioneta, en un malvado de cómic, cojera en la que tampoco ayuda la estereotipada actuación de José Coronado

Lo mejor que se puede decir de El Lobo es que es entretenida y que tiene una factura técnica y artística casi impecable. Lo malo es que la zambullida de Courtois en el thriller no siempre es acertada. Esos planos a cámara lenta con los etarras andando en plan Reservoir Dogs y el momento en el que Fernando Cayo irrumpe en la calle disparando con dos pistolas a la vez, también a cámara lenta, están lejos de la inmersión en un importante episodio de nuestra vida política. Además, un par de secuencias provocan sonrojo: la de la chica francesa informando con todo lujo de detalles sobre el organigrama de ETA a un desconocido, y, sobre todo, la de la pandilla etarra haciendo footing por la playa y Lobo separándose de ellos para hablar con su contacto policial. Si estos episodios en verdad ocurrieron, los creadores se han olvidado de un mandamiento sagrado: la realidad no tiene por qué ser creíble; el cine, sí.

5.5. Crítica de Alberto Bermejo. El Mundo.

El ‘thriller’ político no es uno de los géneros más habituales del cine español y menos si en el centro del argumento o como telón de fondo se sitúa ETA. La película de Miguel Courtois, cineasta francés de origen español, se concentra sobre la peripecia individual de «Lobo», un topo infiltrado en la estructura íntima de ETA al servicio de la policía y los servicios secretos en los años 70, antes de la muerte de Franco, que propició la mayor catástrofe de la banda terrorista.

Los mejores logros se relacionan con la acertada resolución de las andanzas de este personaje atrapado entre dos mundos con los que no acaba de identificarse, con un ritmo ágil, una magnífica ambientación de época y muy especialmente con el trabajo eficaz y contenido de Eduardo Noriega, espléndido interpretando un personaje obligado a fingir permanentemente, extrayendo una convincente elocuencia de la determinación con la que afronta todo tipo de situaciones y de la intensidad de sus silencios y miradas.

Los defectos surgen por el contrario del excesivo esquematismo de algunos personajes que la dramaturgia cinematográfica no acepta, incluso en el supuesto, bastante probable, de que los modelos de referencia fueran así de simples, sin escala de matices, sobre todo los policías monolíticos, de una pieza.

Por fortuna, la sucesión de hechos, en general bien narrados, la acción, prevalece sobre las recapitulaciones históricas y las disquisiciones ideológicas.

En cualquier caso, ‘El Lobo’ es una entretenida película didáctica que huye de la autocomplacencia y del folclorismo, al tiempo que ilustra un capítulo bastante olvidado de nuestra historia reciente y ayuda a comprender algunos de los enigmas que han venido rodeando la incapacidad de los sucesivos gobiernos para acabar con ETA y también los oscuros mecanismos internos que propiciaron que el terrorismo se perpetuara a sí mismo aun después de la desaparición de la dictadura que de alguna manera lo legitimaba en sus orígenes.

Lo mas: El trabajo inspirado de Eduardo Noriega y la visión general sobre ETA y la época que se articula sobre esta historia individual.

Lo menos: Un par de secuencias, afortunadamente fugaces, en las que el rigor se viene abajo y el ridículo se adueña de la pantalla. Adivinen.

 

6. Calificaciones (según IMDb).

IMDb es la mayor base de datos de cine existente en la red. En ella se registran todas las películas que salen al mercado, ya sean en los circuitos comerciales como en los alternativos, y los usuarios de este medio votan y califican, según criterios propios, cada una de las películas. Se estudia desde las labores del director, el rodaje, los actores, los efectos especiales, la calidad de la película en cada uno de los ámbitos que pueden después concurrir en un concurso internacional, hasta las distribuidoras y el acceso a la película por parte de los espectadores en una serie de países.

1.852 Usuarios de IMDb le han dado un voto promedio tabulado de 7,0 / 10

En el anexo se puede ver los resultados más importantes de los votos emitidos para esta película.

 

7. Análisis de escenas.

7.1. Censura en el cine español.

A finales de los años 60 y durante la década de los 70, se produce en España un continuo peregrinaje hacia el país vecino, para adquirir películas y revistas de carácter erótico o pornográfico. Son conocidas las salas que en Perpignan y en Bayona, se llenaban los fines de semana con españoles ansiosos por disfrutar de aquello que estaba prohibido en España por la censura.

Es famosa en la época la película de Bertolucci del año 1972, “El último tango en París”, protagonizada por un ya maduro Marlon Brandon, María Schneider y Jean-Pierre Léaud en los papeles principales.

La cinta pasó a la historia por un elevado tono erótico, la aparición de desnudos integrales y una escena en particular, en la que la actriz protagonista es sodomizada por el actor masculino, valiéndose de mantequilla como lubricante.

En la película Lobo, se hace un guiño a la historia con esta película. Lobo comienza su trabajo como infiltrado en la banda en el año 1973, un año después del estreno de la película. En el minuto 29:40 se inicia una escena que dura cuatro minutos, en la que Lobo entra en una gasolinera/cafetería de la carretera en Francia para hablar con Ricardo y pedirle que le facilite el paso por la aduana española, ya que lleva oculto en la furgoneta rifles de la banda armada.

Al inicio de la escena se puede ver el cartel de la película, que anuncia El último tango en París, como se desarrolla la conversación entre los dos hombres y como Ricardo le entrega a Lobo un puñado de revistas pornográficas para pasar la aduana y tal vez con ello desviar la atención. Como es normal, al llegar a la aduana y tras una desacertada intervención de Amaia la policía revisa la furgoneta y requisa las revistas.

7.2. Duro golpe a ETA.

El inicio de la película comienza, mientras se van mostrando los créditos de la misma, con la publicación de una serie de recortes de prensa en los que se ve las distintas acciones llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad del estado en el mes de septiembre de 1975 contra ETA, que llevó a la práctica desarticulación de la banda. Es la secuencia que transcurre entre el inicio y el minuto 1:06.

Estos anuncios estaban publicados en diarios tales como el ABC, … con titulares tales como:

Barcelona: en el atraco a un Banco, Cabo 1º de la policía armada muerto a tiros.

Activista de la Banda E.T.A., detenido.

Una red pisos francos de ETA, descubierta en San Sebastián.

Un guardia civil muerto y otro herido al ser ametrallados anoche en Madrid.

Terrorista de la ETA muerto en un tiroteo con la fuerza pública.

1975: un año decisivo contra E.T.A.

En Madrid, Barcelona y Bilbao duro golpe a la infraestructura de E.T.A.

Trece etarras detenidos.

Asesina a tiros a un policía armado en Madrid.

Detenido el presunto responsable político-militar de ETA de la costa de Guipúzcoa.

Barcelona: Wilson, el cabecilla de E.T.A. capturado. Lo cuenta todo.

Localizados varios “Pisos Francos”.

La E.T.A., desarbolada.

Barcelona: En la Jefatura Superior de Policía reserva absoluta (sobre la detención de Pérez Beotegui, “Wilson”).

Acribillado en su coche.

El fiscal mantuvo su petición de cinco penas de muerte.

Cinco penas de muerte.

“Soy Lobo. Repito, soy Lobo”.

 

Muestran lo que fue la gran acción antiterrorista de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado contra ETA en el año 1975.

Cabe la interpretación de que si se hubiera apretado un poco más a la organización, se hubiera podido desmantelar del todo y que no hubiera renacido de nuevo. Pero no deja de ser una mera suposición aventurada sobre los hechos acaecidos.

La banda terrorista ETA desde el año 1973 había sufrido una serie de cambios internos con dos facciones que luchaban según dos frentes: el político y el militar. En agosto de 1973 se escenifica esta división en la asamblea que ETA celebra en Hasparren (Francia). El frente militar agrupaba a los que llevaban la lucha armada y el frente político agrupaba a los que llevaban o querían llevar una acción política o sindical contra el régimen de Franco.

La película muestra la toma de contacto inicial de Lobo con la banda terrorista el 18 de septiembre de 1973, en una boda donde conoce a la activista terrorista Amaia. Se describe a la cúpula de poder etarra, formada por Asier (ideólogo), Nelson (parte armada) y Arrieta (nº 1 de la organización). Escena minutos 18:57 a 27:00. Se podría decir que esta escena reproduce la VI asamblea de ETA del año 73, donde comienzan las disensiones entre los continuadores de la lucha armada y los promotores de la lucha política.

Del minuto 33:00 al 34:28 muestra el suceso que marcó el año 1973: el asesinato de Carrero Blanco el 23 de diciembre de 1973 y como el régimen guarda una absoluta y aparente tranquilidad que se refleja en los estamentos militares y en el gobierno. Queda esta aparente tranquilidad reflejada en la película entre los minutos 34:29 a 37:27 donde se refleja una hipotética reunión de los jefes del ejército con la policía para ver que acciones adoptar contra ETA siguiendo las instrucciones emanadas del Pardo.

Las disensiones existentes entre Eta militar y Eta política militar se escenifican en las escenas que discurren desde el minuto 52:00 hasta el minuto 54:30. Se había planteado en ETA una estructura única político-militar. Pero el frente militar se opone a abandonar la lucha armada.

Se precipita la entrada de terroristas en España, Barcelona, Madrid y País Vasco, con la creación de pisos francos y las diferentes acciones que la policía va haciendo a lo largo del año 1975.

La película refleja esta situación entre los minutos 58:00 y 1:48:00 en el que se desarticula la principal infraestructura de ETA en España. Esta acción policial es la que tuvo como protagonista a Lobo, con toda la información que dio al respecto de la localización de los comandos.

Dos terroristas son fusilados por el régimen de Franco en la película, reflejando el hecho histórico de los cinco fusilamientos ocurridos en España en el año 1975, frente a la indignación y protestas del mundo entero. El primer ministro sueco Olof Palmer inició una campaña internacional de condena al régimen de Franco por la atrocidad del mantenimiento de las penas de muerte. Ni siquiera la intervención de Pablo VI pudo evitar estos fusilamientos.

La película acaba a partir del minuto 1:50:00 con el desarrollo del cambio de identidad de Lobo y el anuncio de la muerte de Franco, ocurrido el 20 de noviembre de 1975.

 

8.  Conclusiones.

Es quizás difícil de aceptar, aunque fácil de interpretar. La pesadilla podría haber terminado en aquellos años previos a nuestra democracia, podría haberse acabado si los intereses de un bando y otro no se hubieran interpuesto. La película revela un secreto, una realidad irreconocible o, más que revelar, da una opinión que podríamos calificar de verdad indecible.

La película da a entender que si la dictadura de Franco hubiese querido, ETA hubiera sido desarticulada por completo. En el film se refleja el sentimiento arraigado de la población vasca, ese pertenecer a una raza única por naturaleza, así como la visión política que desde el mundo abertzale y desde el gobierno español franquista del momento se tenía del conflicto. El Lobo muestra esa supuesta relación interesada que existía entre terroristas y gobierno por no deshacer la banda completamente, pues  ambos se necesitaban. Con la represión del gobierno franquista, ETA tenía la excusa perfecta para seguir actuando a modo de “respuesta”. Por su parte, el gobierno podía utilizar a la banda como una razón de peso en su resistencia al cambio político.

En esta, según la película, “condicionada” operación desarme de ETA  tiene un papel protagonista Mikel Lejarza, alias el Lobo, un agente del servicio secreto español que logró infiltrarse en la banda entre 1973 y 1975, y que con su intervención llegó a desestabilizar la organización etarra.

 

9. Fuentes.

http://www.labutaca.net/films/21/lobo.htm [12/2/2012 19:37]

http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article2170.html [12/2/2012  19:41]

http://www.filasiete.com/criticas/el-lobo [12/2/2012 20:00]

http://www.cine.fanzinedigital.com/761_1-El_Lobo.html [13/2/2012 10:12]

http://www.elgrancapitan.org/portal/index.php/articulos/actualidad/1639-mikel-lejarza-qloboq [13/2/2012 10:21]

http://www.elmundo.es/elmundo/2004/10/31/espana/1099224809.html [13/2/2012 11:01]

http://www.unchilangoenlacortedelreyjuancarlos.es/?p=509 [13/2/2012 11:25]

http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-108973/fotos/detalle/?cmediafile=18844167 [15/2/2012 09:25]

http://www.cinemotions.com/modules/Artistes/fiche/4458/Miguel-Courtois.html [15/2/2012 10:21]

http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Carrero_Blanco [15/2/2012 11:01]

http://es.wikipedia.org/wiki/ETA_pol%C3%ADtico-militar#La_divisi.C3.B3n_de_ETA [21/2/2012 10:15]

http://albokari2.wordpress.com/2007/09/27/27-de-septiembre-de-1975/ [21/2/2012 10:01]

http://es.wikipedia.org/wiki/Euskadi_Ta_Askatasuna [21/2/2012 10:45]

http://hemeroteca.abc.es/ [21/2/2012 11:21]

http://www.salman-psl.com/la-transicion/10e.html [21/2/2012 11:58]

http://www.elpais.com/archivo/hemeroteca.html?ed=diario [21/2/2012 12:15]

http://www.lavanguardia.com/hemeroteca/index.html [21/2/2012 13:11]

http://www.calameo.com/read/000075335cfc97210b1c9 [21/2/2012 13:51]

http://www.mcu.es/estadisticas/MC/NAEC/index.html [21/2/2012 16:37]

http://www.filmax.com/fichas/1209.htm [21/2/2012 17:15]

http://movies.filmax.com/ellobo/ [21/2/2012 18:03]

http://www.imdb.es/title/tt0385842/releaseinfo [22/2/2012 09:12]

http://es.wikipedia.org/wiki/ETA_pol%C3%ADtico-militar [22/2/2012 09:26]

http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-1975-ano-cambio-espana-ultimos-fusilamientos/602398/ [22/2/2012 10:01]

 

10. Anexo documental. Calificaciones según IMDb.

1.852 Usuarios de IMDb le han dado un voto promedio tabulado de 7,0 / 10

Votos   Porcentaje      Calificación

118            6,4%                     10

188          10,2%                     9

482          26,0%                     8

635          34,3%                     7

252          13,6%                     6

101            5,5%                     5

33              1,8%                     4

10              0,5%                     3

10              0,5%                     2

23              1,2%                     1

Media Aritmética = 7,2.  Media = 7

Votos   Promedio

Hombres

1.357    7,0

Mujeres

221       7,0

Menores de 18

3           7,6

Hombres menores de 18 años

2           7,5

Edad 18-29

563      7,3

Hombres entre 18-29 años

466       7,3

Mujeres entre 18-29 años

94         7,0

Edad 30-44

814       6,9

Hombres entre 30-44 años

712       6,8

Mujeres entre 30-44 años

96         6,9

Edad 45+

202       6,9

Hombres mayores de 45 años

170       6,8

Mujeres mayores de 45

29         7,3

Top 1000 votantes

72         6,4

Usuarios dentro de EEUU

160       7,2

Usuarios fuera de EEUU

1.399    7,0

Usuarios de IMDb     1.852    7,0